FB_IMG_1497305943291

REGIONAL: OPERADOR QUEMADO Y MUTILADO DURANTE INTERDICCION A PUNTO DE MORIR EN JULIACA

OPERADOR QUEMADO Y MUTILADO DURANTE INTERDICCION A PUNTO DE MORIR EN JULIACA

Con el rostro, manos y piernas con quemaduras de tercer grado, Eliel Ramos Grande (31) el operador de maquinaria pesada herido durante el operativo de interdicción que tuvo lugar la madrugada del viernes en el sector de Ananea, hablo sobre su situación y culpó a las autoridades sobre lo ocurrido con él, situación que la apuesto al borde de la muerte.

Internado en una de las habitaciones del quinto piso de una conocida clínica de Juliaca y cubierto con vendajes en el rostro y manos, Ramos Grande dio su versión sobre lo sucedido esa fatídica madrugada del pasado viernes cuando su cuerpo fue presa de las lenguas de fuego en medio del operativo de interdicción en el que participaron más de un centenar de policías y fiscales de medio ambiente.

“Yo estaba dentro de la cabina y veo que varios policías rodean el cargador y comienzan a gritar que me baje que estaba cometiendo un delito y yo les gritaba que no es malo trabajar y gritaban te vamos a quemar y de pronto toda la cabina se comenzó a quemar y ya cuando salí ya estaba con mi ropa quemada.

Me tiraron al agua y luego cuando me llevaban en el ambulancia y me amenazaban con que me iban a matar”, sostuvo Ramos Grande desde la clínica donde en las próximas horas será sometido a diversas operaciones para estabilizar su situación.

Ruth Lizárraga Quispe (27) esposa y madre de las hijas de 4 y 2 años del operador de maquinaria pesada, culpó a las autoridades policiales y los representantes de la fiscalía de medio ambiente como responsables de lo sucedido con su esposo, quien llevaba trabajando apenas tres días.



Administrador y Publicidad #RGL


Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *